Internacional

Decisión política no estar nada solas

Gloria López, corresponsal


* Acción colectiva feminista una apuesta en El Salvador

Redacción

SemMéxico/AmecoPress.Madrid, 15 noviembre2016.- “Es una decisión política no hacer nada solas”, aseguraMilagro Alvarado,integrante de la Colectiva Feminista para el Desarrollo Local, una organización que nace en el 2004 en El Salvador, para explicar cómo trabajan y las conexiones que establecen con otras organizaciones de mujeres y de derechos humanos.

La acción colectiva feminista “es una apuesta desde lo local, hacia lo nacional y lo regional”, explica en una entrevista poco antes de que diera comienzo el III Seminario Internacional: Violencias contra las mujeres / Feminicidios en América Latina y Caribe – Unión Europea y Estado Español: ¡Ni una menos!, que tratará sobre la violencia estructural contra las mujeres en España y América Latina.

Milagro Alvarado ha coordinado diversos proyectos enfocados a la prevención de las violencias contra las mujeres, desde los cuales se han impulsado iniciativas de prevención, atención y sanción. En este momento representa a la Colectiva en el Consorcio del Convenio. Está especializada en Derechos Humanos de las mujeres desde la perspectiva feminista y de Género.

“Es la acción colectiva feminista ha logrado que los problemas que afectan a las mujeres salgan de la esfera privada a la pública, que la violencia machista sea considerada un problema de Estado y un problema social, por lo que hombres y mujeres tenemos un rol importante en los cambios que tenemos que producir”, comparte.

Es esa lucha desarrollada por el movimiento de mujeres la que ha contribuido a generar legislaciones en la que se reconocen derechos de las mujeres como el derecho a una vida sin violencia –reconocido como un derecho humano-, derecho a la propiedad de la tierra, a la salud y la educación. Ahora bien, “una cosa es la ley y otra es su aplicación y el cambio de pensamiento, que sigue siendo machista”.

Según los datos del Instituto de Medicina Legal (IML), en El Salvador, hasta septiembre de 2016 se han producido 407 asesinatos de mujeres. Las mujeres jóvenes entre 18 y 30 años son las principales víctimas de este tipo de violencia. En los últimos seis años se han asesinado alrededor de 2.521 mujeres. Y la impunidad sigue siendo muy alta. “Muchos casos ni se investigan, otros ni están tipificados como feminicidio”.

Desde Colectiva Feminista para el Desarrollo Local trabajan para que las mujeres conozcan sus derechos y también las rutas o mecanismos para poder denunciar y exigir sus derechos. Además presionan para que los gobiernos locales instalen planes de género en sus políticas. “El trabajo colaborativo es clave para que los derechos de las mujeres y la justicia de género sean una experiencia real para las personas”.

Más allá de los retos, de las dificultades, de los impedimentos, Mercedes transmite esa filosofía con la que nació la organización a la que pertenece: sentirnos libres y felices por las transformaciones y cambios que se logran con la acción colectiva feminista.

Comment Box is loading comments...