Mujeres

Proponen que economía precaria sea causal de ILE en Guerrero

Que el Congreso del Estado se saque de la congeladora, la iniciativa presentada desde el 2014


* Demandan aun modelo de educación laica y gratuita

Josefina Aguilar Pastor, corresponsal

SemMéxico. Chilpancingo, Guerrero, 26 de mayo de 2017.- El Grupo Promotor de los Derechos Sexuales y Reproductivos de Guerrero, propone que la situación económica precaria, sea incluido en el código, como una causal de interrupción legal del embarazo dentro de las 12 primeras semanas; y que el Congreso del Estado se saque de la congeladora, la iniciativa presentada desde el 2014, para despenalizar esta práctica; esto, dentro del pronunciamiento de trece puntos favor de los derechos de las mujeres, dirigido al gobierno del Estado, presentado durante el foro “Avances y perspectivas de la salud de las mujeres en Guerrero”.
En el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, en un evento realizado en la sala legislativa José Francisco Ruiz Massieu, del Congreso del Estado, el Grupo Promotor de los Derechos Sexuales y Reproductivos de Guerrero, conformado por distintas organizaciones civiles de mujeres, emitieron un pronunciamiento que contiene las demandas para resolver parte de los problemas que enfrentan las mujeres.
En el primer punto demandan aun modelo de educación laica y gratuita, libre de discriminación, integral, de calidad, continua y permanente que permita a adolescentes jóvenes contar con educación integral en sexualidad libre de prejuicios morales y religiosos con miras a erradicar los embarazos no deseados y las infecciones de transmisión sexual.
Garantizar la efectiva implementación de leyes políticas y normas en materia de salud sexual y reproductiva, incluyendo la Nom-046 y la Ley General de Victimas que establece la obligación de proporcionar servicios de salud sexual y reproductiva a las víctimas de violencia sexual, incluida la interrupción del embarazo, así como también la NOM-007-SSA2 que establece la calidad de atención en salud durante el embarazo, parto y puerperio y de la persona recién nacida, también indica los lineamientos de la partería técnica y la partería indígena.
Instrumentar efectivamente las recomendaciones de la Convención para eliminar todas las Formas de Discriminación contra la Mujeres (Cedaw), así como la Convención de Belén Do Pará, con el objetivo de eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas; armonizar el marco normativo del Estado, con los tratados internacionales y demás instrumentos de derechos humanos firmados por México en materia de derechos humanos de las mujeres; que los médicos y parteras tradicionales tengan control de la certificación de acuerdo a sus usos y costumbres.
Respeto a la práctica y cosmovisión de la partería en todas las instancias gubernamentales, educativas, de justicia y por la sociedad; promover la proliferación de la partería de manera integral y el reconocimiento al trabajo de las parteras tradicionales, etiquetando presupuestos para becas: profesionalización del personal médico adscrito a la Secretaría Estatal de Salud, para la debida y oportuna aplicación de la NOM 046 que atienda la violencia sexual contra las mujeres.
Incluir la causal salud, cuando el embarazo conlleve una precaria situación económica, siempre que se interrumpa el embarazo dentro de las 12 primeras semanas, como sucede en los Estados de Michoacán y Yucatán; que se retome en la agenda estatal la iniciativa presentada en el año 2014 por el ejecutivo estatal para despenalizar el aborto hasta las doce semanas, tal como sucede en México, dónde este derecho está vigente para las mujeres desde hace 10 años.
Que se hagan efectivas las 4 causales establecidas en el artículo 159 del código penal del Estado de Guerrero; declarar la alerta de Violencia de género, para que se facilite una cultura de respeto y paz en la entidad; y, que el Congreso etiquete recursos suficientes para garantizar la implementación de políticas públicas enfocadas a los derechos sexuales y reproductivos.
Este pronunciamiento es firmado por representantes de organizaciones como; Manos Unidas, Red Ddeser Guerrero, Grupo plural Ángeles de la Montaña, Comunidad Raíz Zubia, Colectiva Empatía profesionistas independientes, Equidad, Autonomía en Movimiento; Comité Maternidad Segura;, entre otras.
“Estaremos ejerciendo nuestro derecho a la ciudadanía informada, monitoreando las acciones institucionales, promoviendo diálogos formales de seguimiento, exigiendo ser interlocutoras para los cambios sustantivos y de medición de procesos en el campo de la salud en la entidad”, recalca el documento.

Comment Box is loading comments...