Ejecutivo

Concluye 1ª generación de Escuela de formación de Liderazgos Adolescentes de la Ciudad de México

Con la participación de cerca de 20 mujeres jóvenes.


* El proyecto es impulsado por Inmujeres CDMX y Unicef México

Redacción

SemMéxico. Cd de México. 10 de diciembre de 2017.- El Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México (Inmujeres CDMX) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en México (Unicef) realizaron la ceremonia de clausura de la primera generación de la “Escuela de formación de Liderazgos Adolescentes de la Ciudad de México”, en la que se formaron cerca de 20 mujeres jóvenes de diversas delegaciones.
El objetivo de esta escuela es, a través de talleres participativos, empoderar y formar a mujeres jóvenes como promotoras y defensoras de sus derechos, para que repliquen los conocimientos adquiridos e incidan en un cambio de los entornos educativos, familiares y comunitarios.
En el Museo Memoria y Tolerancia, la directora general de Inmujeres CDMX, Teresa Incháustegui Romero, refirió que el próximo año buscará patrocinio para ampliar las acciones de capacitación de las adolescentes en las nueve demarcaciones con las que se trabaja el programa “Vive Segura en tu Delegación".
Explicó que la finalidad es crear un grupo de lideresas adolescentes en Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Iztacalco, Iztapalapa, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo, Milpa Alta, Tlalpan y Xochimilco, para que realicen trabajos de participación ciudadana con enfoque de igualdad de género en los ámbitos comunitarios donde se realizan las recuperaciones de espacios libres de violencia para las mujeres y las niñas.
“Vamos a continuar en este crecimiento, vamos a buscar más recursos para poder extender nuestra actividad y ahora tendremos que trabajar en dos planos, en el plano de los nuevos grupos de las lideresas adolescentes, pero también de la primera generación que se incorporen como promotoras de este proyecto, que sea un espacio de diálogo, de reflexión y crecimiento”, puntualizó.
La funcionaria pública capitalina detalló: “Lo que necesitamos es construir ese espacio en donde hombres y mujeres, más allá del sexo que tengamos, nos reconozcamos como personas y en ese espacio construirnos y analizar, porque ser persona significa construirse como alguien que tiene autonomía, derechos, que tiene una calidad moral, y no hablo de moralina, sino de esa referencia a la superación, a crecer, a ser mejores cada día, a ser humanos, porque la humanidad no es un destino, es una ruta para llegar”.
El representante de Unicef México, Christian Skoog, enfatizó que la participación es un principio rector de la Convención de los Derechos de la Infancia, por lo que resulta incomprensible hablar de políticas públicas de las niñas y las adolescentes sin escuchar sus realidades.
Detalló que hace tres años se inició con Inmujeres CDMX un trabajo para visibilizar las opiniones de las niñas y las adolescentes y garantizar que sus voces sean escuchadas en la toma de decisiones e incorporarlas en el diseño e implementación de las políticas públicas.
“En las conclusiones de los foros de participación con niñas y adolescentes de la CDMX realizados en 2015 y 2016, ellas pidieron un espacio de formación y liderazgo continuo, por eso fundamos esta Escuela de Liderazgos Adolescentes con perspectiva de género y a partir de las peticiones identificamos los temas a trabajar, sobre todo de prevención de violencia, de embarazo adolescente y de adicciones”, puntualizó.
Asimismo, se pronunció por la creación de más espacios de expresión de mujeres adolescentes y porque el siguiente trabajo se lleve a cabo con los niños y adolescentes varones, para fomentar una cultura de respeto e igualdad de oportunidades.
“Seguiremos incentivando la participación y los liderazgos con perspectiva de derechos y de género, porque ustedes son las líderes que sus familias, la sociedad y el país necesitan”, refirió.
En los talleres, las adolescentes fortalecieron el conocimiento sobre sus derechos a: la participación, no discriminación, salud, vida libre de violencia y derechos sexuales y reproductivos, con el fin de tomar decisiones informadas y consensuadas respecto al ejercicio de su sexualidad.
Durante nueve meses se realizaron un total de 12 sesiones, en los que se revisaron los temas: género, leyes en materia de derechos de la niñez, ser mujer y ser adolescente, liderazgo, empoderamiento, autoconocimiento, autoestima y confianza.
Entre las actividades que llevaron a cabo están: elaboración de cortos, obras de teatro, dibujos, cartas y manualidades con temáticas de derechos humanos, baile, canto, clase de defensa personal, análisis de personalidad, identificación de fortalezas y debilidades, exposición de vivencias ante el grupo y ensayos para replicar los talleres de formación.
SEM/gr

Comment Box is loading comments...