Mujeres

Marcha #24A las mujeres toman las calles en Mérida

* En lo que va del año 423 mujeres han acudido a ser atendidas por lesiones a causa de violencia intrafamiliar.

2017-04-25 09:50:34 Leído : 44 veces.
* Pidieron a la sociedad un rotundo algo a la violencia contra las mujeres en sus expresiones.

SemMéxico. Mérida. ​​25 de abril de 2017.- “Al final a todas las personas nos afecta el machismo, es un sistema que aunque no queramos está y aunque estemos luchando contra él sigue fuerte, así que sea cualquier persona que esté aquí ahorita está siendo afectada por este sistema”, expresó Jessica Sánchez Castro durante su participación en la movilización contra las violencias machistas.
Tal como se hizo el año pasado, este 24 de abril, mujeres de diferentes ciudades del país salieron a las calles para protestar contra las violencias machistas y los feminicidios en México.
La ciudad de Mérida se sumó una vez más al llamado, al ritmo de Amazonas Batucada #24A, recorriendo las calles del Centro Histórico y haciendo eco con cantos como “no queremos machos que nos asesinen en la calle, en la casa, en cualquier esquina. No queremos más violencia contra las mujeres en esta ciudad…”
El punto de reunión era la Plaza Grande, corazón de la capital yucateca y la cita era a las 6:00 de la tarde. Mientras los asistentes, en su gran mayoría mujeres se congregaban, varias de ellas llevaban pegadas en su pecho o en su espalda el nombre de alguna de las 57 mujeres de las que se tiene registro que han sido asesinadas de manera violenta en la entidad desde 2008 hasta la fecha.
A las 6:30 de la tarde, alrededor de 70 y 100 personas se dirigieron por la calle 63, liderado por la batucada y pidiendo con respeto a los varones que las acompañaban que se mantuvieran en la parte de atrás del contingente. La primera parada fue en la calle 56 con 65, donde revelaron datos alarmantes.
Además de tocar el tema de los feminicidios, detallaron que en lo que va del año 423 mujeres han acudido a ser atendidas por lesiones a causa de violencia intrafamiliar, según datos del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Asimismo, indicaron que en la entidad cuatro de cada cinco niñas y adolescentes están casadas con hombres mayores de edad.
“La situación de la mujer sigue siendo precaria, es inconcebible estar en un país donde estar viva se ha convertido en un logro y no en un derecho; es urgente visibilizar las estructuras que perpetúan la violencia de género y los mecanismos que la aplican y la forma en que se normaliza y reproduce la discriminación y la violencia”.
Jessica Sánchez fue una de las mujeres que acudió al movimiento acompañada de su pareja Sandra Montes Macías quien llevó a su pequeño hijo de cinco años.
“Nosotras vinimos porque en realidad somos víctimas de violencia machista todo el tiempo y él en realidad también podría ser una víctima de este sistema machista, que lo podría constreñir a cualquier cosa, tanto a ceñirse a un estereotipo machista, que él tuviera que adaptarse por aceptación... en la escuela, en la calle, los restaurantes , por ejemplo”, mencionó Sandra Montes.
La madre del pequeño señaló que ha visto en su hijo ciertas conductas que provienen del sistema machista, como ser más amable con las mujeres que estéticamente le parecen más atractivas e incluso pensar que no pueden existir “damas con damas” o “caballero con caballeros”, como él mismo ha llegado a expresar.
“Son este tipo de cosas las que queremos prevenir y detener también, porque al final es un niño que todavía tiene la libertad de decidir cómo quiere él comportarse frente a las mujeres, frente a la sociedad, etcétera.
Tampoco quisiera forzarlo a adoptar una postura feminista, pero sí creo que es parte de mi responsabilidad como mamá que intenta educarlo de una manera un poco más apegada al feminismo o al menos más libre de estereotipos, que nos hacen mucho daño”.
A pesar de ciertas burlas y silbidos por parte de muchos hombres que veían la marcha recorrer las calles de la ciudad, el contingente continuó avanzando hasta llegar al Parque de la Madre, ubicado en la calle 60 entre las calles 57 y 59 del centro donde emitieron al unísono y guiadas por la voz de una de las dirigentes en el megáfono las siguientes exigencias:
La modificación del delito de feminicidio en el Código Penal del Estado para lograr la armonización con el Código Penal Federal; el cumplimiento efectivo de las causales que permiten la interrupción legal del embarazo; la formulación y aplicación inmediata de políticas públicas para la eliminación del abuso sexual infantil; acciones concretas que den cumplimiento a la normativa para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres; y la formulación de una política pública para poner alto al acoso callejero.
Antes de continuar su camino en dirección al punto de partida, pidieron a la sociedad un rotundo algo a la violencia contra las mujeres en sus expresiones.
De regreso en la Plaza Grande, donde había vulvas pintadas con gises en el suelo, las mujeres que componen la asamblea #24A Yucatán, organizadora de la movilización, explicaron que este año realizaron un Violentómetro, instrumento didáctico donde se exponen 27 tipos diferentes de violencias machistas en la pareja, desde la presencia de bromas hirientes, pasando por el controlar o prohibir ciertas cosas, hasta llegar a la forma de violencia más extrema, el feminicidio.
“Podemos ver cómo se ven marcados los grados de violencia, no especificado que ese sea el orden que se tiene que seguir, pueden ocurrir en diferentes momentos, no tienen que ir de launo1 a la 27, sino en cualquier momento se puede presentar alguna y todas es importante atenderlas, ninguna es más o es menos”, dijo en entrevista a la prensa Alejandra Quiñones Peraza, miembro de la asamblea organizadora.
Al finalizar esta explicación, mujeres y hombres que participaron en la marcha o que incluso pasaban por casualidad, se detuvieron a leer y tomar fotografías de cada uno de los 27 puntos expresados en el Violentómetro.
#mujer




COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS