Congreso

Yucatán 'retrograda', sin matrimonio igualitario

El mérito de la tolerancia no es respetar a los iguales sino a los diferentes

2019-04-11 17:00:58 Leído : 309 veces.
Como hace siglos, la iglesia católica rige la vida de la población mexicana

SemMéxico, Mérida, Yuc., 11 abril 2019.- "Me dueles mi Yucatán hermoso. Tan lindo, tan retrógrada y tan doble moral".

 

Esas fueron las palabras que inundaron las redes sociales de quienes esperaban que la tarde del miércoles, Yucatán festejara la aprobación del matrimonio igualitario.

 

Con 15 votos en contra y nueve a favor, los y las diputadas del Congreso del Estado le dieron la espalda a la comunidad LGBT+ al rechazar el dictamen que propone modificar el Código Civil y el Código de la Familia de Yucatán para que el matrimonio deje de ser considerado como una figura confirmada únicamente por un hombre y una mujer.

 

A pesar del resultado, el miércoles por la mañana las esperanzas estaban al alza, ya que el pasado martes, por primera vez en la entidad, una de las comisiones votó a favor de que la iniciativa fuese analizada y discutida en el Pleno del Congreso.

 

Desde temprano, el recinto del Poder Legislativo se llenó de personas cuya postura estaba tanto a favor como en contra del matrimonio igualitario. Por un lado, señoras hincadas rezando para que no se aprobara y, por el otro, banderas y pañuelos de colores apoyando la diversidad. 

 

La sesión comenzó alrededor de las 11:30 de la mañana y el tema fue de los últimos programados en la Orden del Día. Al pasar al debate, se instó a las y los legisladores a expresar su opinión al respecto antes de la votación. Estaban permitidas cinco intervenciones a favor y cinco en contra.

 

No obstante, sólo las diputadas Fátima Perera Salazar y Milagros Romero Bastarrachea, de las bancadas de Morena y Movimiento Ciudadano, respectivamente, pasaron al frente a expresar la importancia de la aprobación de esta iniciativa.

 

"El mérito de la tolerancia no es respetar a los iguales sino a los diferentes. Ya que la homosexualidad si bien no es mayoritaria es algo natural. En el mundo en el que vivimos hay una sola raza, la humana y tiene derecho a la felicidad, al bienestar", expresó Perera Salazar.

 

"La decisión (de hoy) es una labor historia, tan histórica como el voto femenino que en su tiempo recibió las mismas trabas de los mismos actores políticos y sociales. Que no nos pese ni nos asuste, sino que, al contrario, nos motive a dar este paso, a hacer historia, a marcar el rumbo de la igualdad, aceptación o cuando menos tolerancia entre todos los yucatecos y las yucatecas", dijo Milagros Romero.

 

Acto seguido, y sin ninguna intervención en contra, las y los legisladores procedieron a realizar la votación, la cual establecieron que fuese por cédula, es decir llenar una papeleta y colocarla en una urna para que sus votos permanezcan en secreto.

 

Ante esto, la diputada de MC, Silvia López Escoffié, tomó la palabra y solicitó someter a votación dicho proceso, pues en las sesiones ordinarias, normalmente este tipo de dictámenes son votados de manera económica, es decir, a manera de que se reconozca la decisión de cada legislador.

 

Sin embargo, el presidente de la Mesa Directiva y diputado del PRI, Enrique Castillo Ruz, se negó a tal requerimiento, debido a que el proceso ya estaba establecido, y según expresó, su deber era velar por la seguridad de los legisladores, quienes supuestamente habían recibido amenazas por parte de los grupos simpatizantes con la iniciativa.

 

La polémica no terminó ahí, ya que la diputada panista Rosa Adriana Díaz Lizama, misma que desde hace meses ha hecho numerosas declaraciones en contra del matrimonio igualitario, solicitó retirar a los medios de comunicación del palco de prensa, bajo el argumento que los votos podrían ser descubiertos por los lentes de las cámaras.

 

A pesar de esta moción que también fue negada, porque atentaría en contra de la libertad de expresión, la misma Rosa Adriana mostró abiertamente su voto en contra, siendo ovacionada por los grupos religiosos y conservadores que se encontraban en el recinto, al igual que su compañero del PAN, Miguel Rodríguez Baqueiro.

 

El resultado fue decepcionante para unos, una dicha para otros, porque de los 24 diputados presentes, la mayoría votó en contra escudándose en el anonimato, mismos que al terminar la sesión decidieron no darle la cara a la prensa y se retiraron de manera inmediata, evitando ser cuestionados al respecto.

 

La indignación en redes

Luego de la resolución, usuarios de redes sociales no pudieron dejar de emitir comentarios de ambos bandos durante todo el día. Y mientras el Frente por la Familia celebraba la decisión de los diputados, muchos otros expresaban su enojo, tristeza y decepción al saber que Yucatán continúa negándose a la igualdad, quedándose en los años 1500, donde la iglesia católica regía en la sociedad mexicana.

 

Aunado a esto comenzó a circular en Facebook una imagen con los rostros de los legisladores que presuntamente le dieron la espalda a la iniciativa, y aunque las papeletas no fueron reveladas, los números cuadraban perfectamente con el resultado final: 10 diputados del PRI y 6 del PAN sumaban los 15 votos en contra, pues Kathia Bolio, de la fracción parlamentaria panista no asistió a la sesión y por tanto, no emitió su voto.

 

Horas después de que terminara la sesión, fue publicada una captura de pantalla de una imagen que Rosa Adriana Díaz Lizama subió a su cuenta de Facebook justo cuando el tema era discutido en el Salón del Pleno.

 

"Y que me aparece esta imagen de Santa Claus en plena primavera. Dira Jo Jo Jo? O Ja Ja Ja?", es el texto que acompañaba a una caricatura del citado personaje navideño y que de manera intrínseca se burlaba de lo que estaba sucediendo en ese momento con la iniciativa.

 

A pesar de que la panista eliminó la publicación, esta se viralizó en las redes, junto con la fotografía que la periodista Yazumi Keb subió a su cuenta personal como su "aportación del día", donde se aprecia una conversación por WhatsApp que Díaz Lizama sostuvo con su compañero de bancada, Manuel Díaz Suárez, poniéndose de acuerdo para que la votación se hiciera de manera privada.

 

Activistas, defensores de derechos humanos, periodistas, simpatizantes con la causa y, sobre todo, las personas de la comunidad LGBT+ replicaron todas estas fotografías innumerables veces, y sostuvieron que no olvidarán los rostros de los políticos que votaron por la violación a los derechos humanos, para saber "por quién no votar" durante las próximas elecciones.

 

SEM/lc/sj

 




COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS